Mejora de la rentabilidad de las carteras que siguen índices bursátiles mediante estrategias de “Smart Beta”

Palacios Coremans, Sebastián (2016). Mejora de la rentabilidad de las carteras que siguen índices bursátiles mediante estrategias de “Smart Beta”. Proyecto Fin de Carrera / Trabajo Fin de Grado, E.T.S.I. Industriales (UPM).

Descripción

Título: Mejora de la rentabilidad de las carteras que siguen índices bursátiles mediante estrategias de “Smart Beta”
Autor/es:
  • Palacios Coremans, Sebastián
Director/es:
  • Ruiz Lopez, Felipe
Tipo de Documento: Proyecto Fin de Carrera/Grado
Grado: Grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales
Fecha: Septiembre 2016
Materias:
Escuela: E.T.S.I. Industriales (UPM)
Departamento: Ingeniería de Organización, Administración de Empresas y Estadística
Licencias Creative Commons: Reconocimiento - Sin obra derivada - No comercial

Texto completo

[img]
Vista Previa
PDF (Document Portable Format) - Se necesita un visor de ficheros PDF, como GSview, Xpdf o Adobe Acrobat Reader
Descargar (2MB) | Vista Previa

Resumen

Desde siempre, y de manera cada vez extendida, los inversores profesionales, trabajadores, y pensionistas se ven obligados a buscar modos más eficientes para rentabilizar el capital, el ahorro y el patrimonio. En la actual coyuntura de bajo crecimiento económico y tipos de interés negativos, esto adquiere una mayor importancia aún. El presente trabajo tiene como objetivo contribuir a dicha necesidad mediante el estudio y análisis de estrategias de inversión pasiva, basados en el concepto de inversión “Smart Beta”, aplicado al mercado bursátil español. Existen dos filosofías o corrientes mayoritarias de inversión en los mercados financieros: la inversión activa y la inversión pasiva. Mientras que la inversión activa se centra en el estudio recurrente de activos para detectar aquellos cuya valoración no se ajusta con la realidad, para, invirtiendo en ellos, obtener una rentabilidad ajustada al riesgo superior mediante un seguimiento constante; la inversión pasiva se centra en la inversión en una cartera diversificada con un horizonte temporal de inversión amplio. La inversión pasiva en bolsa, en contraposición con la inversión activa, no es tan exigente en cuanto a conocimientos, tiempo y recursos. Durante mucho tiempo, la inversión pasiva ha consistido en invertir en la cartera de mercado o en los índices bursátiles de referencia, como el IBEX-35 o el S&P500, sin embargo, estos índices presentan una serie de defectos: están ponderados por capitalización bursátil, asignando mayor peso a las empresas de mayor tamaño, con menor potencial de crecimiento y desarrollo, y asignando menor peso a aquellas empresas pequeñas y con un alto potencial futuro. De esta manera, estos índices han obtenido menores rentabilidades que nuevos criterios desarrollados por inversores privados y gestores de fondos de inversión, con nuevos criterios de ponderación de las empresas de la cartera y nuevas reglas de selección de empresas. Con el tiempo, estos nuevos índices basados en criterios novedosos, conocidos como criterios de eficiencia, se aglutinaron en la filosofía “Smart Beta”, que consiste en remodelar los índices bursátiles tradicionales con estrategias de formación y ponderación de carteras. En este trabajo se ha desarrollado un estudio detallado del desempeño de cinco estrategias de inversión pasiva a lo largo de los últimos 24 años del mercado español. Se trata de la Magic Formula, el Fundamental Index, la estrategia Máxima rentabilidad por dividendos, la estrategia de Mínimo PER, y la estrategia basada en empresas Sobrevivientes del IBEX-35. Dichas estrategias ya han sido desarrolladas y estudiadas, por separado, en cuatro proyectos previos de alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales. Para cada una de las cinco estrategias mencionadas, se ha construido hasta un total de doce carteras. En primer lugar, se han seguido dos líneas temporales de inversión, una con las carteras reponderadas el 1 de Enero y otra con las carteras reponderadas el 1 de Julio. Adicionalmente, para aquellas estrategias que no tienen criterios propios de ponderación, se han construido las carteras equiponderadas y ponderadas por capitalización bursátil. Para la elaboración de este estudio, ha sido necesaria la recopilación, revisión y tratamiento de 24 años de datos del mercado bursátil español, entre los que figuran cotizaciones, dividendos, fusiones, adquisiciones, splits y contrasplits; dichos datos han sido cedidos por la entidad rectora de la bolsa española, Bolsas y Mercados Españoles (BME); así como los informes financieros anuales de las compañías que cotizan y han cotizado en bolsa durante todo el período comprendido, necesarios para la aplicación de las estrategias y construcción de las carteras derivadas. Dichos informes se han obtenido a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con estos datos se han formado las 12 carteras construidas a partir de las cinco estrategias anteriormente citadas, desde el año 1991 hasta finales del año 2015. Una vez formadas las carteras, se ha realizado un análisis integrado de la rentabilidad pasada de cada una de las estrategias. Se han efectuado una comparativa entre ellas, así como con el índice de referencia a batir, el IBEX-35 con dividendos, conocido como Total Return; para extraer conclusiones sobre cuáles son las estrategias más óptimas y eficientes. Adicionalmente, para valorar la idoneidad y aptitud de una estrategia de inversión, además de conocer la rentabilidad pasada, es necesario conocer el riesgo asumido para obtener dicha rentabilidad, motivo por el cual se ha desarrollado un análisis del riesgo de las estrategias. Tras la elaboración del análisis de rentabilidad, de los cuales se adjuntan tablas y gráficos detallados de rentabilidad y evolución, y el análisis de riesgo (compuesto por el cálculo del Ratio de Sharpe y el cálculo del máximo drawdown para todas las carteras), se han podido obtener resultados concluyentes sobre cada una de las cinco estrategias analizadas, que se pueden clasificar en tres categorías: En primer lugar, las estrategias basadas en Máxima rentabilidad por dividendos y Máximo PER, cuyas rentabilidades históricas son notablemente superiores al índice de referencia a batir, el índice IBEX-35 Total Return. Sin embargo, también presentan un riesgo superior, y un drawdown elevado. En segundo lugar, la estrategia Magic Formula, que obtiene una rentabilidad superior al índice de referencia y un riesgo y drawdowns menores. Y por último, las estrategias de Fundamental Index y Sobrevivientes del IBEX-35, que presentan rentabilidades marginalmente superiores al índice de referencia con un riesgo en promedio similar. De este modo se concluye que existen estrategias de inversión pasiva, de criterios sencillos y aplicables por todos los inversores, basadas en el concepto de Smart Beta, que a largo de los últimos 24 años de mercado español, son capaces de batir al índice bursátil y con unas rentabilidades ajustadas al riesgo muy superiores. Se puede apreciar además que las carteras equiponderadas consiguen batir a las carteras ponderadas por capitalización bursátil, comprobando que se consigue evitar el principal defecto de los índices y carteras basados en la capitalización.

Más información

ID de Registro: 43921
Identificador DC: http://oa.upm.es/43921/
Identificador OAI: oai:oa.upm.es:43921
Depositado por: Biblioteca ETSI Industriales
Depositado el: 17 Nov 2016 08:28
Ultima Modificación: 17 Nov 2016 08:28
  • Open Access
  • Open Access
  • Sherpa-Romeo
    Compruebe si la revista anglosajona en la que ha publicado un artículo permite también su publicación en abierto.
  • Dulcinea
    Compruebe si la revista española en la que ha publicado un artículo permite también su publicación en abierto.
  • Recolecta
  • e-ciencia
  • Observatorio I+D+i UPM
  • OpenCourseWare UPM