El terreno como intercambiador. Enfriamiento pasivo aplicado a un edificio de nueva planta

Martín Díaz, Sergio (2018). El terreno como intercambiador. Enfriamiento pasivo aplicado a un edificio de nueva planta. Proyecto Fin de Carrera / Trabajo Fin de Grado, E.T.S. Arquitectura (UPM).

Descripción

Título: El terreno como intercambiador. Enfriamiento pasivo aplicado a un edificio de nueva planta
Autor/es:
  • Martín Díaz, Sergio
Director/es:
  • Acha Román, Consuelo
Tipo de Documento: Proyecto Fin de Carrera/Grado
Grado: Grado en Fundamentos de la Arquitectura
Fecha: Enero 2018
Materias:
Palabras Clave Informales: Pozos canadienses; Conductos enterrados; Intercambio entálpico; Intercambio de calor; Enfriamiento conductivo; Sistemas pasivos
Escuela: E.T.S. Arquitectura (UPM)
Departamento: Construcción y Tecnología Arquitectónica
Licencias Creative Commons: Reconocimiento - Sin obra derivada - No comercial

Texto completo

[img]
Vista Previa
PDF (Document Portable Format) - Se necesita un visor de ficheros PDF, como GSview, Xpdf o Adobe Acrobat Reader
Descargar (3MB) | Vista Previa

Resumen

Los intercambiadores de calor tierra-aire son unos sistemas de acondicionamiento pasivos que reducen el salto térmico entre la temperatura interior y exterior, mejorando con ello la temperatura de impulsión de la ventilación. Históricamente se ha utilizado el terreno como elemento pasivo para climatizar espacios interiores, desde su origen en las cuevas a su desarrollo técnico con los pozos canadienses. El funcionamiento de estos sistemas se basa en hacer pasar el aire de ventilación por unos conductos enterrados consiguiendo un calentamiento en invierno y un enfriamiento en verano. Esto es posible por la estabilidad térmica del terreno que se estabiliza en torno a temperatura media anual exterior a medida que profundizamos. Dentro de todas las tipologías podemos observar elementos de captación, circulación e impulsión mecánica del aire. El terreno es el principal condicionante a la hora de mejorar la temperatura del aire, la difusividad y la profundidad son los principales factores que debemos analizar para estudiar su viabilidad. Para conseguir los objetivos térmicos que nos propongamos debemos ser nosotros los que decidamos el material, espesor, diámetro, longitud y número de conductos de la instalación. En nuestro caso de estudio, el Colegio Mayor César Carlos de Alejandro de la Sota, se propone la instalación de un intercambiador para la ventilación del edificio de habitaciones obteniendo una temperatura de impulsión de 22ºC en verano y 10ºC en invierno. Para ello son necesarios ocho conductos de polipropileno con 52 metros de longitud, 250 mm de diámetro y 8,8 mm de espesor. Por último, en las conclusiones, se destacan los requerimientos que hacen que la utilización de este sistema sea eficiente, siendo viable principalmente en edificios de uso terciario o tejidos urbanos de baja densidad.

Más información

ID de Registro: 49966
Identificador DC: http://oa.upm.es/49966/
Identificador OAI: oai:oa.upm.es:49966
Depositado por: Biblioteca ETS Arquitectura
Depositado el: 03 Abr 2018 08:46
Ultima Modificación: 03 Abr 2018 08:46
  • InvestigaM
  • GEO_UP4
  • Open Access
  • Open Access
  • Sherpa-Romeo
    Compruebe si la revista anglosajona en la que ha publicado un artículo permite también su publicación en abierto.
  • Dulcinea
    Compruebe si la revista española en la que ha publicado un artículo permite también su publicación en abierto.
  • Recolecta
  • Observatorio I+D+i UPM
  • OpenCourseWare UPM