Permeabilidad social: educando para corregir la desigualdad. Diarios de campo-2015-2016

Martín Sánchez, Domingo Alfonso and García Laso, Ana and Muñoz Ruiz, Emilio and Costafreda Mustelier, Jorge Luis (2018). Permeabilidad social: educando para corregir la desigualdad. Diarios de campo-2015-2016. Fundación Gómez Pardo. ISBN 978-84-09-01347-0.

Description

Title: Permeabilidad social: educando para corregir la desigualdad. Diarios de campo-2015-2016
Author/s:
  • Martín Sánchez, Domingo Alfonso
  • García Laso, Ana
  • Muñoz Ruiz, Emilio
  • Costafreda Mustelier, Jorge Luis
Item Type: Book
Date: 17 April 2018
ISBN: 978-84-09-01347-0
Subjects:
Faculty: E.T.S.I. de Minas y Energía (UPM)
Department: Ingeniería Geológica y Minera
Creative Commons Licenses: Recognition - No derivative works - Non commercial

Full text

[img] PDF - Users in campus UPM only - Requires a PDF viewer, such as GSview, Xpdf or Adobe Acrobat Reader
Download (1MB)

Abstract

Los autores del libro que tienes en las manos me conceden el honor de escribir un prólogo o introducción para el mismo. Aparte de su amistad y afecto, que es probado y es mutuo, supongo que les mueve a ello el hecho de que cuente yo con una larga experiencia como profesor universitario y también el que siempre haya creído en este bello proyecto de formación integral de los ingenieros y que haya contribuido en la medida de mis fuerzas para que haya podido llevarse a cabo. Soy profesor desde los más remotos tiempos que pueda recordar. Tal vez soy profesor desde que nací y eso es un privilegio que me ha concedido el destino. Como tal, me ha preocupado siempre no solo transmitir mis pobres conocimientos, sino tratar de ampliarlos, de hacerlos asequibles, de hacer que mis alumnos disfrutaran de compartirlos conmigo y entre ellos. Es un placer difícil de explicar para un profesor comprobar que sus alumnos van descubriendo la infinita maravilla del mundo, su variedad y su continuidad, porque todo se relaciona con todo, y todo es uno. Después, mucho después, uno va descubriendo que hay métodos; que muchos otros, desde Sócrates a Giner de los Ríos, han pensado antes las formas de transmitir algo integral, que muchos se han preocupado desde siempre por el ser humano como un todo armónico, que han concebido al estudiante (en nuestro caso al estudiante de ingeniería) no como un sujeto pasivo con grandes y complejos conocimientos de matemáticas, física, construcción o minería, sino como una persona que tendrá (que tiene ya) una responsabilidad en la sociedad, una empatía con sus compañeros, con sus clientes, con sus superiores y subordinados. También un sentido de la justicia, porque cualquier conocimiento, por profundo y perfecto que sea, aplicado a una sociedad radicalmente injusta es radicalmente perjudicial. En su larga vida profesional uno, poco a poco, llega al convencimiento de que estos ideales que quisiera transmitir a sus estudiantes, abismados en el estudio de materias abstractas o concretas, pero alejadas de su futuro comportamiento social, pueden y deben formar parte de la carrera universitaria. Y, por azares del destino, uno descubre que un empresario excepcional (Ubaldo Usunáriz Balanzategui) cree en ello y un director de Escuela atípico (Alfonso Maldonado Zamora)también cree en ello, y uno se encuentra inmerso en un proyecto que siempre acarició en su mente, pero al que había que dar forma. Y también por azares del destino, o bien porque uno encuentra el camino cuando sabe a dónde va y tiene voluntad de llegar, encuentra un maestro extraordinario y generoso (Emilio Muñoz Ruiz) que lo asume como reto intelectual y va dando forma al proyecto, y a un profesor comprometido (Domingo Martín Sánchez) que de forma eficaz lo lidera y a unas personas externas (Ana García Laso, Belén Flor, Jorge Costafreda…) que aparcan un futuro prometedor en otros lugares, se vienen a nuestra Escuela y son los motores indispensables para que año tras año, promoción tras promoción, los estudiantes de la Escuela de Minas y Energía de Madrid descubran un mundo nuevo, una forma distinta de relacionarse con la sociedad y con la profesión, un compromiso de responsabilidad, empatía y justicia. Eso es lo que yo soñaba, lo que no sabía expresar, lo que quería para mis alumnos y ahora es una realidad. Hay mucho más. El proyecto, que nace como un intento de transmitir estos valores y era apenas un brote, se desarrolla como un árbol que hoy es frondoso. Este extraordinario equipo humano consigue incorporar al programa académico asignaturas relacionadas con la ética, gestiona acuerdos con entidades y personas experimentadas, implica a los estudiantes avanzados en tareas de tutela y monitorización de los novatos, organiza talleres prácticos de emprendimiento social, se preocupa de sectores sociales menos favorecidos, estimula a los alumnos a que expresen sus vivencias en cuadernos de campo personales, directos y sinceros… Lo que tienes en la mano es uno de los frutos de este proyecto. Es el cuaderno de campo de un grupo de estudiantes que han vivido esta experiencia durante un año. Hay en él testimonios personales, expresados en sus propias palabras. Hay ilusión, aprendizaje, sorpresa, esfuerzo y satisfacción. Los ingredientes sucesivos que siempre he pensado que deberían formar parte de toda formación académica, de toda carrera universitaria, de toda vida humana. Desafortunadamente, muchos estudios están hechos de lo contrario: desilusión, aburrimiento, monotonía, evitación del esfuerzo y al fin, insatisfacción. Los estudiantes que siguen uno u otro de estos dos caminos obtienen al final el mismo título, pero unos disfrutan de sus estudios y ven un sentido a su vida y a sus esfuerzos; los otros han de descubrir después para qué sirve tanto estudio. Muchos de ellos lo descubren en la empresa, en la práctica profesional. Algunos, desgraciadamente, siguen pensando muchos años después que sus estudios solo sirvieron para ganar más dinero. Invito a leer con cuidado estas pequeñas crónicas de vivencias estudiantiles. En ellas está el alma de muchos de nuestros alumnos, que creemos conocer los profesores pero que tantas veces confundimos con nuestros deseos o identificamos con la comprensión de nuestras lecciones. Detrás de estas observaciones está el trabajo intenso y poco reconocido de un valioso grupo de personas, algunas de las cuales (pero no todas) he citado anteriormente. Para ellas, nuestro profundo agradecimiento porque contribuyen de forma esencial a la proyección social de nuestros ingenieros, a la formación integral de nuestros estudiantes, al merecido prestigio de nuestra Escuela. Para mí, la satisfacción de ver un sueño realizado, el honor de formar parte, si bien no de manera esencial, de este grupo excepcional y el profundo agradecimiento porque me han pedido que escriba estas palabras. Benjamín Calvo Pérez

Funding Projects

TypeCodeAcronymLeaderTitle
Unspecifiedsin especificaUnspecifiedUnspecifiedUnspecified

More information

Item ID: 51005
DC Identifier: http://oa.upm.es/51005/
OAI Identifier: oai:oa.upm.es:51005
Deposited by: Jorge Luis Costafreda Mustelier
Deposited on: 28 May 2018 06:36
Last Modified: 28 May 2018 06:36
  • Logo InvestigaM (UPM)
  • Logo GEOUP4
  • Logo Open Access
  • Open Access
  • Logo Sherpa/Romeo
    Check whether the anglo-saxon journal in which you have published an article allows you to also publish it under open access.
  • Logo Dulcinea
    Check whether the spanish journal in which you have published an article allows you to also publish it under open access.
  • Logo de Recolecta
  • Logo del Observatorio I+D+i UPM
  • Logo de OpenCourseWare UPM